Vivencias de PARTOS

En este espacio podrás compartir unas lineas de como distes a luz a tu bebe, de como lo viviste y de como el YOGA PARA EMBARAZADAS te aporto esas “herramientas” para poder tener un parto tranquilo y segura de ti misma.

Disfruto leyendo estos relatos, ya que un pedacito de mi, esta ahí con todas vosotras y con vuestros bebes en esos momentos tan llenos de VIDA. Me emociono cada vez que descuelgo el telefono y empezais con esa intensidad, a compartirme todo vuestro proceso de parto, y ahi, me quedo sin palabras, solo pura EMOCION. Namaste, Minerva

BELEN ORTIZ DICE:

Mi parto fue muy consciente y emocionante: Empecé a sentirme unas ligeras contracciones sobre las 8:00h de la mañana, ahí nos alertamos y pensamos “hoy será el gran día”, ambientamos la casa con música relajante e incienso de copalosanto, así y con la ayuda de la respiración de la OLA y la POSTERIOR pasamos parte de la mañana bien, hasta que rompí aguas y entonces nos fuimos al hospital, de camino empeze a visualizar el  SIMBOLO DEL INFINITO, llegué al hospital a las 13:15h con 6cm de dilatación y según la matrona con muy buena pinta, me ofrecieron la bañera y allí que me metí, rápidamente me entraron ganas de pujar, el expulsivo se decidió hacerlo fuera a cuatro patas, a las 14:45h tenia a Carla en mis brazos. Para mí, debería haber una mayor preparación para afrontar y poder disfrutar de este momento tan maravilloso de una forma NATURAL, VALIENTE Y CONSCIENTE.
Y es aquí donde TU, Minerva juegas un papel FUNDAMENTAL. Eres un VINCULO necesario para poder prepararse para el GRAN MOMENTO del nacimiento de un HIJ@.
Enrique y yo queremos darte las gracias por tus sabios CONSEJOS, por tu EXPERIENCIA y AMOR que muestras por NOSOTRAS y el trabajo que haces. Se nota que lo VIVES con gran INTENSIDAD, mmuuuuuaaaaaa!!!!

ELVIRA DICE:

Minerva eres una gran ayuda para preparar el parto. Bruno ya tiene un añito y recuerdo el día del parto como un día mágico y lleno de ilusión. Yo la respiración que utilizé fue la de la ola. Mi parto fué rapidito cuando llegue al hospital estaba dilatada de 6,5 cm, enseguida me metí en la bañera y dos horitas más tarde tenia a mi niño entre mis brazos. Tus clases sirven para mucho ya que sin ellas en el hospital te encontrarias perdida porque no sabes lo que te vas a encontrar. Lo mejor es estar relajadita y disfrutar con tu pareja de ese momento único, ya que tenemos la suerte de tener un hospital cerquita que respeta el parto natural.

TOÑI FERRANDIS DICE:

Hola compis que os queda poquito…. he tenido un parto natural y sin dolor. a mi me ha ido bien la respiración posterior, la pelota y en cuclillas. gracias al equipo técnico de la plana y en especial a nuestra profesora de Yoga Minerva, he cumplido el sueño de ser madre. Estar tranquilas que esta experiencia es única y maravillosa besos toñi.

CAROLINA GIMENO DICE:

Una semana antes de dar a luz empece a tener contracciones que durante unas horas eran regulares pero luego se paraban, durante esas horas yo me encerraba en mi habitación escuchando esa música que tanto nos relaja y que ya habíamos escuchado durante todo el embarazo, y practicaba la respiración de la ola, segregando saliva en todo momento, y movilizándome con la pelota o incluso adoptando ciertas posturas de yoga una vez habían pasado las contracciones para relajar.Sin olvidar también ese olor mágico a copalosanto, que me devolvía recuerdos de mi infancia.Y llego el esperado momento,un jueves, inicie el día a las 5h de la mañana con contracciones cada 7 min. igual que los días anteriores me encerré en mi habitación, a las 7h de la mañana ya tenia contracciones cada 5 min, durante estas horas Ramón entraba de vez en cuando y me daba masajes, nos balanceábamos juntos abrazados y me recordaba al oído”saliva”,  para que yo recordara que tenia que segregarla.
Nos fuimos al hospital, nos quedamos ingresados pero la dilatación no había hecho nada más que comenzar. y como si estuviera en casa adopte mis movimientos, mis respiraciones, mi música, los masajes de mi paraje,recuerdo sus palabras dándome ánimos, diciéndome lo bien que lo estaba haciendo, y lo fuerte que era, que importante oír esas palabras para sacar fuerzas. Sobre las 24h rompí la bolsa de las aguas, ya estaba de 5 cm, todavía quedaba la mitad del trayecto. Aquí nos llevaron a la dilatación y estuve durante dos horas dentro de una bañera con agua calentita practicando la respiración, segregando saliva. Hasta aquí recuerdo estar bien controlada, sobrellevando el dolor.
Cuando llego el momento de empujar lo hice fuera de la bañera, con todas mis fuerzas y de dentro de mi salía un grito como el que practicábamos en clase pero yo se lo dedicaba a mi hijo, repitiendo su nombre GERaaaaaard..en cada empujón. No pude dar a luz en la posición que había soñado, porque no me encontraba cómoda, di a luz arrodillada  El expulsivo no duró mucho a lo mejor una hora, sentí como salia mi hijo en todo momento, y puedo decir que aunque cambiaría algunas cosas tuve el parto que deseaba.
Decirte que claro que me ayudo el yoga, claro que lo recomiendo, y sobretodo tu, tu forma de ser y hacernos sentir únicas. Hoy por hoy hecho mucho de menos tus clases, pero me acuerdo mucho de ti porque la música que yo escuche durante tus clases y durante el parto se la pongo a Gerard cuando esta intranquilo y sabes que pasa que se RELAJA y se DUERME, mano de santo.

DEBORAH LOZANO:

fue rápido y muy intenso… respiración de la ola entre contracción y contracción, en el punto mas alto de las contracciones visualizaba a la vez que me ponía a cuatro patas a mover la pelvis en forma de infinito(eso me fue genial para dilatar creo que dilate tan rápido por eso gracias a infinito jeje)en el momento de empujar que ya ezahel quería coronar estaba de rodillas en la cama cogida a la almohada y gritando el mantra MAAAAA con todas mis fuerzas.Al final el expulsivo fue de lado en el ultimo pujo y por fin llego mi bebe.

El yoga me aporto el poder conectar con mi cuerpo y escucharlo(tanto a el como a mi bebe) para prepararme hacia un parto mas consciente, sabiendo en cada momento lo que mi cuerpo me decía para parir. La preparación al parto me sirvió para  concienciar a mi pareja sobre la llegada de nuestro bebe…supo en cada momento lo que tenia que hacer, me recordaba las respiraciones, las posturas, el segregar saliva, me hacia reír para segregar endorfinas, me besaba, me acariciaba … Fue un regalo poder vivenciarlo juntos.

MARI TERE: Mi parto fue tal y como lo visualize desde que comencé las clases con Minerva, tranquilo, consciente. Era mi segundo parto tras una mala experiencia con la epidural, hice un gran trabajo mental para aceptar el dolor, salí de mi casa tras pasar unas horas acompañada de mi marido y mi hijo con total normalidad, entre contracción y contracción me funciono mucho los círculos con la pelvis y respiración de la ola. Y en plena contracción agachada en posición de cuclillas respirando conscientemente. Estuve en casa y llegue al hospital dilatada de 7cm, así que pasamos directamente a dilatación y a empujar, utilice la silla y me funciono muchísimo expresarme con sonidos guturales. En una hora y prácticamente en postura de hoja plegada pude sacar a mi hija con mis propias manos, siempre con el sonido de la voz de mi marido acompañándome. Ha sido una experiencia inexplicable, natural, consciente, sobrecogedora. Un viaje hacia dentro, y ella Valeria, el regalo de mi vida.

Gracias a ti Minerva, por tu ayuda, tu empatía, por el amor desinteresado. Por ultimo decir que mi niña nació el mismo día que tu, así que doble satisfacción sabiendo que será un ser de luz.

LOLI MORENO:

Todo empezó el miércoles por la noche… Cada 4/5 minutos notaba como pequeñas contracciones y yo notaba como mi cuerpo se estaba empezando a preparar para el gran momento a pesar de estar de 38 semanas. Las contracciones duraron toda la noche pero eran suaves y fáciles de llevar. Sobre las 6 de la mañana empezaron a aumentar de intensidad y decidimos ir al hospital de la plana. Cuando llegué me miraron y aún me quedaba por borrar medio centímetro del cuello del útero y decidieron ingresarme. Así que a las 9 de la mañana ingresé en la habitación. Pedí una pelota para hacer mis ejercicios de dilatación ya que para mi anterior parto me fue genial. Y allí empecé con mis movimientos en círculo, símbolo del infinito…en fin todo lo que había practicado en yoga para embarazadas, y cada vez que me venía una contracción me ponía o a cuatro patas o de cuclillas. Pasadas las 10 empecé con contracciones muy fuertes cada dos minutos y mi marido llamó a la enfermera. Me volvieron a mirar y ya estaba de 7cm pero Alex aún no estaba encajado. Decidieron entrarme a la sala de dilatación ya que la bañera estaba ocupada. Una vez dentro yo tenía muchas ganas de empujar y cada vez que me venía una contracción me ponía de cuclillas para ayudar a Alex a encajarse. La matrona me trajo un asiento y cuando me senté me puse directamente a empujar y en el tercer puje sentí como coronaba y al cuarto pujo salió. Así que a las 11:30 de la mañana ya tenía a mi bebé en mis brazos sintiéndome la mujer más afortunada del mundo. Gracias Minerva por transmitirme toda tu sabiduría porque gracias a ti he podido parir dos veces como una mujer guerrera y poderosa!

Besos futuras mamás. Y si se puede conseguir!!